Skip directly to content

Proyecto educativo

Alejandro González Morales
Fundador

La Sociedad Educacional American Academy nace para ofrecer una educación de calidad a niños y jóvenes de la zona sur de Santiago. El Colegio American Academy es un establecimiento particular-subvencionado de financiamiento compartido, que aplica la jornada escolar completa diurna desde 3º básico a 4° medio; elabora programas propios y enseña el idioma inglés desde prekinder.

Pensamos que educar, es desarrollar todas las potencialidades del niño para alcanzar un equilibrio integrador. En la génesis de este sueño hay personas visionarias, idealistas y trabajadoras: don Alejandro González Morales y la Sra. María Isabel Ponce.

A principios de la década de los 80, se inician las actividades del Instituto de Inglés: American Academy Internacional, el cual presta sus servicios en el centro de la ciudad de San Bernardo. Más tarde,  sus instalaciones se trasladan a la calle Barros Arana #651, donde además incorpora cursos preuniversitarios. Pero el desafío de brindar educación de calidad a niños y jóvenes de la zona sur de Santiago, refunda esta idea en el Colegio American Academy, el que inicia sus actividades en 1983. El reconocimiento de Colaborador de la Función Educacional del Estado fue entregada vía Resolución Exenta Nº 2905, el 4 de julio del mismo año.

En 1987, debido a la buena recepción de la comunidad a este proyecto educativo de orientación cristiana y a su rápido crecimiento, se plantean nuevos e importantes desafíos. Ese mismo año se suman las dependencias para los cursos de pre-básica, construidas en Barros Arana #660. La Jornada Escolar Completa obliga a la construcción de la Sede Central, ubicada en Eleuterio Rámirez #972, y que fue inaugurada en 1997.

Hoy, el Colegio American Academy, se destaca como unos de los más importantes establecimientos de la zona sur de Santiago.  Con sus tres sedes, alberga alrededor de 1.500 alumnos; niños y jóvenes que llevan la impronta entregada por sus fundadores y que apoyados por sus familias e iluminados por Dios, habrán de convertirse en hombres y mujeres que contribuyan a la transformación de la sociedad, a través de sus actividades profesionales y de vida familiar y social.

Archivos adjuntos: